Infierno

(Sólo para condenados)

A las 12 en...

Publicado el 1 de Diciembre, 2009, 19:47. en Relatos variados.
Referencias (0)

Tenía los ojos irritados después de completar treinta horas pegada a la pantalla de su PC, un dolor agudo en las piernas fue el que definitivamente la obligó a levantarse y dar un paseo por su estrecho salón. Pensó si debía ducharse y salir a dar una vuelta cuando el clic de la pantalla la llamó. Miró la mesa, dudó unos instantes, pero luego se decidió a seguir la conversación.

 

-(EL)           ¿Estás ahí? La saludó una carita feliz.

 

-(ELLA)       Si... estaba... fum...atendiendo a otro amigo.

 

-(EL)           ¿Tienes muchos amigos?

 

-(ELLA)       Si... Eh, pues...

 

-(ÉL)           Llevamos muchas horas hablando, ya nos conocemos, ¿no?

 

-(ELLA)       Claro que si.

 

-(EL)           Debo confesarte algo.

 

-(ELLA)       Dime.

 

-(EL)           Todas esas historias sobre mi trabajo como fotógrafo son mentira, en realidad estoy de baja y no sé muy bien en qué gastar las veinticuatro horas del día.

 

-(ELLA)       ¡Qué fuerte! ¿Y por qué te inventaste todo eso?

 

-(EL)           No lo sé. Nunca me ha gustado la fotografía. Ni viajar.

 

-(ELLA)       Vaya.

 

-(EL)           ¿Te enfadaste conmigo?

 

-(ELLA)       No, claro que no. Yo tampoco soy secretaria del banco.

 

-(EL)           Jejejeje Así que empezamos a tener más cosas en común.

 

-(ELLA)       Bueno, yo dirá más bien que la mentira nos une. ¿Qué haces?

 

-(EL)           Nada.

 

-(ELLA)       Igual que yo.

 

-(EL)           Pues sí.

 

-(ELLA)       Bueno yo trabajo en una empresa archivando expedientes. Lo cual me obliga a estar encerrada en los sótanos mis ocho horas de trabajo y los fines de semana no salgo.

 

-(EL)           Yo tampoco. Un día me pasó algo muy gracioso, después de llevar tres días encerrado, cuando salí, las calles me parecieron nuevas, había en el aire algo distinto.

 

-(ELLA)       ¿Nuevas?

 

-(EL)           Si, como una ciudad animada. Pensé en Homer Simpson.

 

-(ELLA)       Jajajajaj- Espera-

 

-(EL)           ¿Otro amigo?

 

-(ELLA)       No. Quiero fumar.

 

-(EL)           Vale, puedes hacerlo mientras hablamos, no me cortes por favor. Yo también podría encender uno, aunque llevo años sin hacerlo.

 

-(ELLA)       No lo hagas.

 

-(EL)           Yo creo que ya no importa mucho. Bueno si es que no te has arrepentido.

 

-(ELLA)       Desde luego que no, siempre y cuando me asegures que es efectivo. No me gustaría quedarme majareta.

 

-(EL)           Ni a mi. No te preocupes por eso, mi amigo es un experto y muy fácil de usar. ¿Te has imaginado en algún momento cuando la pantalla se quede en blanco?

 

-(ELLA)       Si. La pantalla vacía, muda...como nosotros.

 

-(EL)           ¿Ya vas a acabar tu cigarro?

 

-(ELLA)       No, me queda más de la mitad.

 

-(EL)           Ahhh es que yo soy de caladas largas.

 

-(ELLA)       Pues espera un poco... ¿has controlado cuando tarda un cigarro en consumirse?

 

-(EL)           No,.. Nunca.

 

-(ELLA)       Yo sí.

 

-(EL)           Unos tres minutos, ¿quizás si lo haces lentamente?

 

-(ELLA)       Como un polvo, casi,

 

-(EL)           Jejejejeje ¿Estas lista?

 

-(ELLA)       Si

 

-(EL)           ¿Te lo conectaste?

 

-(ELLA)       Si. Y ¿tú?

 

-(EL)           También.

 

-(ELLA)       ¿Cuánto tiempo tenemos?

 

-(EL)           Yo creo que un marlboro light

 

-(ELLA)       Igual que yo.

 

 

UN LARGO SILENCIO

 

-(EL)            ¿Sigues ahí? Parece que se nos acabó el tema. Ya no sé qué decirte.

 

-(ELLA)       Ni yo.

 

-(EL)           ¿Cómo va ese cigarro?

 

-(ELLA)       Quemando.

 

-(EL)           ¿Cuánto te queda?

 

-(ELLA)       ¿Tienes aquello a tu lado?

 

-(EL)           Si. Y ¿tú?

 

-(ELLA)       También.

 

-(EL)           Yo ya estoy en el filtro.

 

-(ELLA)       Yo no, espera le doy una calada más fuerte. Habla mientras tanto. ¿Qué pasó con Homer Simpson?

 

-(EL)           ¿Lo de las calles?

 

-(ELLA)       Sí.

 

-(EL)           Eran más brillantes. Como en los dibujos animados. ¿Tonto verdad?

 

-(ELLA)       ¿Tienes un río en tu ciudad?

 

-(EL)           No. Y ¿tú?

 

-(ELLA)     Tampoco, lo pregunto porque debe ser lindo escuchar el agua mientras…

 

-(EL)           ¿Cuál te gustaría... Missisipi o Sena?

 

-(ELLA)      No sé... no sabría elegir. Me quedan unos milímetros.

 

-(EL)           A mi también.

 

-(ELLA)       Mano derecha...

 

-(EL)           OK.

 

-(ELLA)       Última calada.

 

-(EL)           Última.

 

-(PC)           PIPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPP



Gladys