Infierno

(Sólo para condenados)

Marzo del 2009


Nómadas del Tiempo

Publicado el 30 de Marzo, 2009, 11:12. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

Tic-Tac… Tic-Tac…

 

·        ¡Señoras, Señores pasajeros abróchense los cinturones, pongan en línea recta sus asientos, iniciamos el despegue…!

 

Su mente recalculaba constantemente, quería saber exactamente en qué punto del viaje estaba, al tiempo que su cuerpo perezoso seguía adormecido por el madrugón desacostumbrado. Constantemente tenía información de su viaje por la pantalla incrustada en el asiento delantero. No quería perderse por un momento ningún detalle, quería grabarlo bien en su memoria. Todo el día viajando en el avión. Llegó a su destino y…

 

·     ¡No puede ser… Todavía es sábado, cómo es posible que haya recorrido medio mundo y siga siendo ayer. (…)

 

Ring… Ring… El despertador sonó. Estaba descolocado, ausente, desubicado…

 

·        ¡¡¡Imposible!!!, recorrí los mismos kms. pero he empleado más tiempo en hacerlo…

Había descubierto que se había introducido en el Club de los Nómadas del Tiempo.

 

Jimul

 


Día Mundial del Teatro (la teatralidad de la Crisis)

Publicado el 27 de Marzo, 2009, 11:08. en Especiales.
Referencias (0)

Hoy 27 de marzo de 2009 es el Día Mundial del Teatro. El dramaturgo y director brasileño Augusto Boal ha elaborado el manifiesto de esta año:

Todas las sociedades humanas son espectaculares en su vida cotidiana y producen espectáculos en momentos especiales. Son espectaculares como forma de organización social y producen espectáculos como este que ustedes han venido a ver.

Aunque inconscientemente, las relaciones humanas se estructuran de forma teatral: el uso del espacio, el lenguaje del cuerpo, la elección de las palabras y la modulación de las voces, la confrontación de ideas y pasiones, todo lo que hacemos en el escenario lo hacemos siempre en nuestras vidas: ¡nosotros somos teatro!

No sólo las bodas y los funerales son espectáculos, también los rituales cotidianos que, por su familiaridad, no nos llegan a la consciencia. No sólo pompas, sino también el café de la mañana y los buenos días, los tímidos enamoramientos, los grandes conflictos pasionales, una sesión del Senado o una reunión diplomática; todo es teatro.

Una de las principales funciones de nuestro arte es hacer conscientes esos espectáculos de la vida diaria donde los actores son los propios espectadores y el escenario es la platea y la platea, escenario. Somos todos artistas: haciendo teatro, aprendemos a ver aquello que resalta a los ojos, pero que somos incapaces de ver al estar tan habituados a mirarlo. Lo que nos es familiar se convierte en invisible: hacer teatro, al contrario, ilumina el escenario de nuestra vida cotidiana.

En septiembre del año pasado fuimos sorprendidos por una revelación teatral: nosotros pensábamos que vivíamos en un mundo seguro, a pesar de las guerras, genocidios, hecatombes y torturas que estaban acaeciendo, sí, pero lejos de nosotros, en países distantes y salvajes. Nosotros que vivíamos seguros con nuestro dinero guardado en un banco respetable o en las manos de un honesto corredor de Bolsa, fuimos informados de que ese dinero no existía, era virtual, fea ficción de algunos economistas que no eran ficción, ni eran seguros, ni respetables. No pasaba de ser mal teatro con triste enredo, donde pocos ganaban mucho y muchos perdían todo. Políticos de los países ricos se encerraban en reuniones secretas y de ahí salían con soluciones mágicas. Nosotros, las víctimas de sus decisiones, continuábamos de espectadores sentados en la última fila de las gradas.

Veinte años atrás, yo dirigí ‘Fedra’ de Racine, en Río de Janeiro. El escenario era pobre: en el suelo, pieles de vaca, alrededor, bambúes. Antes de comenzar el espectáculo, les decía a mis actores: “Ahora acaba la ficción que hacemos en el día a día. Cuando crucemos esos bambúes, allá en el escenario, ninguno de vosotros tiene el derecho de mentir. El Teatro es la Verdad Escondida.”

Viendo el mundo, además de las apariencias, vemos a opresores y oprimidos en todas las sociedades, etnias, géneros, clases y castas, vemos el mundo injusto y cruel. Tenemos la obligación de inventar otro mundo porque sabemos que otro mundo es posible. Pero nos incumbe a nosotros el construirlo con nuestras manos entrando en escena, en el escenario y en la vida.

Asistan al espectáculo que va a comenzar; después, en sus casas con sus amigos, hagan sus obras ustedes mismos y vean lo que jamás pudieron ver: aquello que salta a nuestros ojos. El teatro no puede ser solamente un evento, ¡es forma de vida!

Actores somos todos nosotros, el ciudadano no es aquel que vive en sociedad: ¡es aquel que la transforma!

Augusto Boal


Lección cultural

Publicado el 26 de Marzo, 2009, 14:14. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

Esto realmente sucedió en un vuelo de la compañía British Airways, entre Johanesburgo y Londres.
 
Una señora blanca, de cerca de 50 años, se sienta junto a un negro. Visiblemente molesta llama a la azafata.
 
La azafata:

"¿Cuál es su problema señora?"
 
La señora:

"Pero, es que no lo ve? me han puesto al lado de un negro!!, y no soporto estar junto a uno de estos seres tan desagradables, así me ubíquenme en otro lugar, por favor"
 
La azafata:

"Cálmese, casi todo los puestos de este vuelo están ocupados, pero iré a ver si hay algún asiento libre."
 
La azafata se aleja y retorna luego de algunos minutos:

"Señora, tal y como pensaba, no hay ningún puesto libre en clase económica. He hablado con el comandante que me ha confirmado que no hay tampoco puestos libres en la clase ejecutiva, pero todavía tenemos un puesto libre en primera clase" 
 
Y antes que la señora pudiera hacer el más mínimo comentario, la azafata continuó:

"Es completamente inusual en nuestra compañía permitir a un pasajero de clase económica sentarse en primera clase!!!, pero visto la circunstancia el comandante piensa que sería escandaloso obligar a alguien a sentarse al lado de una persona así de repugnante..."
 
La azafata se da vuelta hacia el negro y le dice:

"Así que, señor, si lo desea, tome su equipaje de mano, que lo espera un asiento en primera clase..."
 
Todos los pasajeros que shockeados asistían a la escena, se levantaron y comenzaron a aplaudir. 

A.S.I.


PALABRAS PARA MI SILENCIO

Publicado el 13 de Marzo, 2009, 11:15. en Poesía.
Referencias (0)

A Vale y Juan

Pensaré palabras, muchas palabras.

Pensaré

palabras duras, de metal y piedra,

para arrojar o herir, de canto o filo,

palabras que al caer se rompen,

polvo imposible de devolver la forma

sin llamarse olvido, palabras

para decir y señalar el nombre propio,

no el de las cosas ni el de nadie,

sino el que viene al vuelo y la voz lo calla,

el temido suspenso para escuchar un ruido,

la vida mínima de una mirada

que murió en su encuentro, la desnudez  

de paso que no llegó a saludo. Pensaré

palabras contadas en últimas monedas,

el pulso a sangre negra de los diamantes,

los perros de frontera, los colmillos,

el hambre al alza en el mercado libre

y palabras hervidas y pensadas, sorbo

a sorbo en un viaje alrededor del plato, 

la palabra fríjol entre los codos rotos,

y en la mesa puesta para el pan sencillo

o desvistiendo al ajo de su ropaje blanco.

Pensaré palabras, muchas palabras,

como la mano oscura que a la frente lleva

la vocal en trozos de un problema entero

y la palabra lumbre recogiendo el día

o la de otros pies para los pies con frío

y la de ese segundo transversal que tarda

un espejo en devolver el alma y en apagarse

la luz liviana de un beso al cerrar el mundo.                          

Pensaré palabras, muchas palabras,

palabras de una sola pieza o desarmables,

la que llega a Urgencias sin abrir la boca

o escribe sin letras la tristeza es bella

y se hace pronombre en un olor de armario,

ropa de fiesta y ocasión perdida

en la caja sin tiempo de los verbos muertos.      

Pensaré palabras, abecedario y desaliento,

palabras que me unen a una historia,

bicicleta y puerta, teléfono y destierro,

la casa y la maleta, la almohada con la trenza,

palabras,

palabras debidas para anunciar a todos

Este otoño ha escrito sus mejores árboles

- Archivo. Guardar. Mis Documentos-

y yo escribo el hilo de agua que lo canta

para añadir, en la noche innecesaria,

Melancolía, qué  amor se queda cuando yo me duermo.

Pensaré palabras, palabras precursoras

del poema,

con la dicción cadenciosa de mi madre,

cuando acompañé a Gulliver por todo reino

y míos fueron enemigos diminutos y gigantes,

el estanque desconocido del océano

donde luego vencimos a extranjeros,

sacudiendo con una mano sus bajeles.

A renglón seguido, vinieron otros cuentos,

El zorro con las uvas, Esopo y su tortuga,

un hombre viejo a cuestas con su asno

y Amadís de Gaula en un patio de recreo,

hasta que la realidad terminó por fondear

la fantasía y el punto más pequeño la detiene.

Nadie nos enseñó a ser felices. Sin otra infancia,

la vida es un fuera de lugar y su momento.

Y vino el habla de la lluvia. Alguien,   

en un tiempo remoto, debió juntar sus sílabas

e hizo la canción. Y al ritmo de sus gotas

juntó las del amor. Yo estudié su poesía

en el planisferio sur de una campesina

que me bañó en su pelo y me enseñó su ciencia,

 tiritando su respirar bajo la ducha:

- Ahora, mijito, en mi persona no va a ver más

a la mujer pobre sino a la rica". Lo acabé

de comprender muchos años después,

persiguiendo veleros de nieve en el desierto,

camino a San Martín de los Andes, Argentina.

Todas las palabras son esa mujer. Ninguna

es lo que sabe o significa. Debajo de sus sílabas,

las yemas de su música se aflautan y palpitan:

el óxido es la tarde, la tarde es una playa,

la playa son los días que llegan de otra orilla.

Pensaré palabras, sí, muchas palabras,

los dos dedos largos para medir la frente,

el cabo de la vela y ya veremos, hola y adiós,

la tienda de la esquina, Monet y los nenúfares.

Pero al final, al cierre de la memoria, no queda

ninguna que perdure. Sólo se tiene prestada

su sangre y se devuelve. Quizás dos o tres nombres

son  todas las palabras que un hombre necesita

para acompañarse de tan largamente solo en su silencio.

Luis Aguilera


EL SER UNÁNIME, LA SOCIEDAD Y EL ESTADO DISTRIBUTIVOS

Publicado el 12 de Marzo, 2009, 10:50. en Especiales.
Referencias (0)

La razón de un Estado para un estado de la sinrazón (III)

·       PROTOTIPO DE PROPUESTAS

 

¿IDEAS UTÓPICAS? SÏ, PERO POSIBLES DE APLICACION?

 

 

 

 

 

EJEMPLO A: LIMITACION DE LA RIQUEZA PERSONAL:

 

(…) La norma fundamental que debiera regir la propiedad y la riqueza de las personas físicas, se enuncia así:

 

·       Todo ciudadano tiene derecho a poseer, acumular disfrutar todos aquellos bienes de renta, goce y uso, obtenidos de forma legítima y fehacientemente justificada, que de manera frecuente y cotidiana le sea física y humanamente posible disfrutar por sí mismo y por las personas a su cargo, sin que sobrepasen los límites de la plena comodidad y del buen vivir y que no excedan en lujo, ostentación y despilfarro,  

           

¿Qué razones lo justifican?

§  Hay por naturaleza una limitación humana, física y temporal, para el disfrute de un bien: se puede disfrutar, por ejemplo, de una buena casa y de una finca de vacaciones. Pero nadie puede disfrutar a un mismo tiempo cinco casas o cinco fincas.

§  Es falsa la idea de abundancia que nos venden. Esa abundancia en realidad no existe como tal. Se acapara de lo poco que hay quitándole a los demás. La escasez debe ser el término económico con que se piensen y midan los bienes con que contamos.

 

 

§  La acumulación de bienes compulsiva, codiciosa e insondable  (tan admirada y envidiada) pertenece más a una patología que a un modo de vida. El poder del dinero deriva por regla general en megalomanías y egocentrismos desaforados. Son rasgos paranoicos por los que se exige adulación y gregarismo, fidelidad de servidumbre y sumisión. Se ejerce el despotismo para imponer autoridad y para complacerse en su omnipotencia. (Sigue vigente la trilogía de Hobbes: competencia, desconfianza y gloria) En realidad más que el sujeto, la enferma es la sociedad que no sólo los permite, los reverencia y potencia sino que los propone - la zanahoria delante de la nariz del asno- como el prototipo humano y social a seguir. Una locura colectiva.

§  Es un insulto comparativo el lujo y el despilfarro ante quienes padecen hambre y miseria, escasez y pobreza. Un país no puede darse el lujo de tener milmillomarios mientras tenga pobres. 

§  El dinero no debe otorgar ningún poder diferente al de la compra de bienes y servicios. Cuando se tiene demasiado se comienzan a comprar instituciones,  hombres, conciencias y voluntades.

§  La culpa de que exista y cada vez sea mayor el poder del crimen organizado - que llega a ser Estado dentro del Estado pues corrompe sus poderes e impone sus leyes y se hace dueño de la vida y la muerte -, obedece al modelo que promueve la riqueza ilimitada y que siempre terminará comprándolo todo. Poner coto a la riqueza personal es empezar a poner coto y control a su codicia y poder.

 

                         

División del capital de las personas físicas

 

Para limitar la riqueza y hacer que este principio se cumpla, se puede dividir el capital de las personas físicas en Capital de Provecho Propio y en Capital Social.

 

CAPITAL DE PROVECHO PROPIO: es aquel de libre disposición para que un individuo satisfaga amplia y generosamente su bienestar personal y el bienestar de las personas que estén a su cargo directamente. Para limitarlo, se podrán establecer máximos expresados y cuantificados en sus medidas convencionales o por características técnicas. Por ejemplo: número de hectáreas de tierra según rendimiento, número de viviendas para disfrute personal y un número de metros cuadrados por habitante, cilindrada en los automóviles, metros de eslora en barcos deportivos, objetos suntuarios, etc. La escala impositiva debe ser proporcional a la tabla de propiedades.

 

CAPITAL SOCIAL: cuando las personas físicas hayan tocado techo en la acumulación de bienes establecidos como de Provecho Propio, el capital excedente tendrá que cumplir necesariamente una función social, directa o indirecta, sin que el titular pierda su propiedad nominativa. El propietario podrá tener autonomía para su gobierno, dirigir su gestión, decidir su inversión, actuar como accionista, realizar operaciones comerciales, etc.

 

La acción social de este Capital debe tener como primer objetivo la estabilidad del empleo y la creación de nuevos puestos de trabajo, el mejoramiento del nivel de vida de los trabajadores, la reinversión en su propio negocio para hacer más eficaz su producción y mejorar la calidad de sus productos, invertir en investigación, en medidas de conservación del medio ambiente, etc.

 

Registro de la Propiedad

 

Para obtener o refrendar la propiedad o posesión real de un bien tangible o intangible, mueble o inmueble, será preciso y obligatorio registrarlo en el organismo que se encargue de la Propiedad y los Tributos. Sin este requisito indispensable no quedará perfeccionado el derecho de propiedad, por lo que no podrá disfrutarse ni ser negociado, heredado ni transferido. Algunos valores físicos o no, que se puedan avaluar por una cantidad mínima a establecerse, tendrán que transferirse mediante acta notarial o su posesión será ilegal. A cada individuo se le asignará un único número de registro y  de tributos, de forma que la fiscalidad permita establecer el capital real de las personas físicas y en qué nivel está su Capital de Provecho Propio.

 

 

EJEMPLO B: SOBRE LOS DELITOS Y LAS PENAS (Recordando a Cesare Beccaria y a partir de un concepto indígena)

 

Cuando el mal o daño causado es intencional y/o conlleva responsabilidad debida, genera en sí y por sí mismo el principio de servidumbre con el propio acto cometido (queda, por así decirlo, esclavo de su delito) y en tanto en cuanto daño a la víctima y con ella a toda la sociedad, sometido a la justa reparación.

 

La única forma de resarcir el daño y levantar el estado de servidumbre será el pago en días de trabajo. Se entenderán por “días de trabajo”, los que un condenado en firme deba realizar para obtener un salario, del que le será descontada una cantidad estipulada para resarcir a su víctima. Esto implica que el propio condenado será el responsable de conseguir o no su libertad en el tiempo de su sentencia. No contará el tiempo en que se niegue a trabajar o lo haga intencionalmente mal o de forma parcial. Esta medida y cuantía de días de trabajo, pretende la permanencia en el tiempo de la causa (su delito) y de la presencia incorpórea de su víctima y también evitar que las posibilidades económicas de un condenado no le otorguen privilegios frente a los que no las tienen. Caso de libertad mediante fianza dineraria que no todos pueden pagar.  Una igualdad de derechos que casi en ningún país existe.

 

(…) SISTEMA CARCELARIO: para hacer posible este sistema de reparación, las cárceles tienen que mudar su condición de recintos de puro y dañoso encierro y de ocio en sí mismo criminal (el sistema actual ha demostrado hasta la saciedad su fracaso) para reconvertirse en verdaderas fábricas, o satélites de fábricas, talleres o empresas de trabajo normal (nunca forzado) de producción propia o subsidiaria, públicas o privadas. Esto implica la formación profesional o algún tipo de especialización y el trabajo como forma didáctica de recuperar al individuo. El salario dependerá del tipo de cárcel y el juez podrá distribuirlo según tenga o no el recluso obligaciones a cargo, aunque se priorizará siempre a la víctima. Se verá la conveniencia de que el penado sufrague parte de los gastos en que incurre. Debe saber que su delito afecta a toda la sociedad de dos maneras: una porque afecta a uno de sus componentes y la otra porque su delito le cuesta dinero a los contribuyentes (jueces, guardias, etc.) y se desvía de un mejor provecho público.

 

Se sugiere el siguiente sistema:

 

·       Centros de Internamiento: tendrán como objetivo recibir al penado para ser sometido a exámenes médicos, pruebas de drogodependencia, estado psíquico, capacidad para vivir en comunidad, aptitudes, grado de conocimientos, nivel de preparación en oficios o profesiones, composición familiar, etc. Es el levantamiento de su historia personal en la que deben reseñarse antecedentes familiares, sociales y judiciales. En estos Centros, el penado recibirá instrucciones sobre el tipo de prisión que le espera, normas y comportamientos que debe seguir, sus derechos y obligaciones, sus posibilidades de redención, sus contactos con el exterior, etc. Le serán mostradas el tipo de colonias a las que, en su caso, puede acceder según conducta y cumplimiento. Estos centros deberán atender igualmente a los familiares y prestarles asesoría sobre sus derechos y obligaciones. Toda esta información del dossier del condenado, más la que se produzca en adelante, estará en este Centro que se encargará de su custodia, informando lo pertinente a las autoridades correspondientes. Al cumplirse la pena y redimir su condición de ciudadano, la historia será destruida, salvo en casos de crímenes con alta reincidencia (violación, maltrato de género o pederastia) Este Centro será garante de los derechos del penado por lo que tendrá un seguimiento de cada caso y comunicación propia con los penados.

 

 

·       Colonia extrema: será la prisión que tenga las mínimas comodidades y los trabajos más duros, siempre dentro del respeto a la dignidad humana. A ella ingresarán quienes deban pagar por crímenes graves o muy graves. El juez podrá dictar el tiempo mínimo en que el recluso debe estar en esta cárcel. Para ilustrar un poco sus condiciones, la alimentación será básica pero suficiente, las comodidades de celda las justas, el salario mínimo y con un porcentaje menor para su beneficio.

·       Colonias de Rehabilitación: a partir de la extrema, las colonias podrán ir ganando un escalamiento gradual que se traduce en mejor salario (tendrá el recluso más dinero para su familia o para sí), mayor comodidad, mejor alimentación, mejores tiempos de ocio, mayor tiempo de compartir con la familia y un sistema de capacitación según aptitudes y de educación integral. Este mejoramiento debe llevar a que algunas colonias sean de tiempo parcial o de simple pernoctación, según el condenado esté a punto de alcanzar su libertad y deba ir paulatinamente integrándose a la sociedad. Desde luego que puede seguir el camino inverso y regresar a las que desmejoren esas condiciones pero no será nunca un decisión administrativa sino del juez.

-         Colonias materno-infantiles: Se procurará que las mujeres con niños a su cargo tengan instituciones que salvaguarden la libertad de los niños y que no les sea un medio agresivo.

-         Hogares infantiles y adolescentes: deberán tener como prioridad la escolarización y capacitación, el tratamiento de conductas, el trabajo y la ocupación terapéutica, (…)     

 

 

SI DESEA RECIBIR UN ARCHIVO CON ESTA PROPUESTA COMPLETA PERO ABREVIADA (86 PÁGINAS) SÓLO TIENE QUE SOLICITARLA.

Luis Aguilera


Sudor Justo

Publicado el 10 de Marzo, 2009, 23:18. en Microrrelatos.
Referencias (0)

El sudor rojo intenso, era rechazado por el entorno, nadie quería ser salpicado por esa sustancia. Entre gritos y un gran caos, escapaban de esas figuras, importantes en otros momentos y lugares. Rehuían de los nuevos apestados. El líquido, lejos de dejar de fluir, cada vez se hacía más intenso.

 Poco a poco el cuerpo se iba diluyendo en esa sustancia roja y viscosa. Un silencio rotundo se hizo en grandes salones y mansiones lujosas. Sus víctimas ya podían quedarse satisfechas, se había hecho Justicia.

Jimul


EL SER UNÁNIME, LA SOCIEDAD Y EL ESTADO DISTRIBUTIVOS

Publicado el 10 de Marzo, 2009, 11:36. en Especiales.
Referencias (0)

La razón de un Estado para un estado de la sinrazón (II)

 

2. APUNTES SOBRE LA ESTRUCTURA DEL ESTADO DISTRIBUTIVO

A MODO DE DEFINICION

 

El Estado Distributivo es, ante todo, un mecanismo de participación mediante el cual todos los ciudadanos, habilitados para votar, pueden ejercer su derecho a intervenir en el gobierno de los asuntos que le afectan, como ser individual y comunal, pudiéndolo hacer de forma directa o delegando su voluntad. Las decisiones se toman por mayoría simple y cuando haya varias posiciones se eliminarán entre sí hasta quedar la más votada.  Todo mandato dado puede ser revocado y toda decisión corregida. Dentro de las Asambleas propuestas no existe la participación partidaria ni de cualquier otro tipo de organización que pueda influir o condicionar la voluntad del ciudadano. Las diferentes Asambleas pueden encomendar su voluntad mayoritaria a su Portavoz o darle autorización para que vote en conciencia.

 

 

ESTRUCTURA. UNIDADES DISTRIBUTIVAS

 

El Estado Distributivo, para otorgar al ciudadano el escenario adecuado para participar y ser participado, se estructura en foros o asambleas que actúan como las partes y el todo de un organismo vivo. Los portavoces que se elijan en cada Unidad Vecinal, conformarán la Zonal y los portavoces de la Zonal irán a la Municipal y así sucesivamente hasta la Unidad Nacional. Estas asambleas constituyen un sistema por el que transitan propuestas, decisiones e información en un doble sentido: las que parten del ciudadano, cuando se constituye en legislador y/o propulsor de soluciones en su Unidad Vecinal y las que llegan a él desde otras instancias o asambleas para su debate y decisión, por lo que es también el ámbito natural de consultas plebiscitarias.

 

ASAMBLEAS PROPUESTAS

 

1  Unidad familiar o de domicilio

2  Unidad Social o Vecinal

3  Unidad Zonal

4  Unidad de Distrito (según densidad de población)

5  Unidad Municipal

6  Unidad Regional

7  Unidad Nacional

 

 

 

UNIDAD SOCIAL O DE VECINDARIO (modelo)

 

Es la asamblea base del Estado Distributivo. A este foro pueden y deben acudir todos los ciudadanos con derecho a voto. Pero con el fin de proporcionar facilidades a los vecinos, la asistencia puede ser delegada en portavoces de domicilio o de agrupaciones de vecinos (por manzanas, edificios, etc.) caso en el que debe hacerse explícita y formal esta delegación ante el Portavoz elegido por esta Unidad. En cualquier caso, las decisiones tomadas en estas asambleas y que tengan carácter local, son de obligado acatamiento para todos.

 

De esta Unidad pueden salir propuestas, incluidas leyes, para que hagan su tránsito por las demás. Esto significa que cualquier ciudadano puede legislar, siempre que su idea sea aprobada por las sucesivas asambleas. La Nacional la podrá devolver para someterla al dictamen del conjunto de las Unidades Sociales. Pero su cometido principal es dotarse de sus propias normas de convivencia, aprovechar los recursos humanos para transmitir conocimientos o desarrollar actividades, crear grupos de trabajo comunal, buscar recursos propios para financiar iniciativas dentro de su ámbito, crear empresas sociales y todo aquello que los asambleístas propongan y sea aprobado.

 

(…) Consejo de Mayores

(Lo elige la Unidad Vecinal)

 

-Es la primera autoridad judicial por proximidad. Ejercerá una tutoría real sobre todos los vecinos adscritos a su Unidad. Esta tutoría estará por encima de la intimidad del hogar y del ámbito familiar cuando se trate de defender derechos constitucionales. El mandamiento judicial lo utilizará tanto para acusar como para defender a sus vecinos y el Poder Judicial tendrá jueces para atender a estos Consejos de Mayores. La autoridad (policía) estará bajo su jurisdicción y tendrá que dar cuentas de sus acciones ante el Consejero o Consejeros que se designen para ello.

Sólo la asamblea podrá revocar parcial o totalmente estos mandatos para lo que deberá tener un mínimo de asambleístas a proponerse.

 

 

Luis Aguilera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


EL SER UNÁNIME, LA SOCIEDAD Y EL ESTADO DISTRIBUTIVOS

Publicado el 9 de Marzo, 2009, 13:32. en Especiales.
Referencias (0)

La razón de un Estado para un estado de la sinrazón (I)

·     Algunos conceptos básicos que lo sustentan.

·     Apuntes sobre su estructura

·     Prototipos de propuestas.

1 - CONCEPTOS

UNA CONSIDERACIÓN INICIAL

No hay que cambiar el mundo. Hay que cambiar de conceptos. Y los conceptos cambiarán el mundo.  Tal es y ha sido el poder de las ideas. Un ejemplo paradigmático: la ecología.

Todo progreso humano –se podría decir también de los inventos- ha sido antes una idea empujada por la utopía. Quienes creyeron en ella vencieron la resistencia atávica de las formas más totalitarias y degradantes de la condición humana como la esclavitud, la propiedad feudal del siervo, la segregación racial extrema o la marginación de la mujer (aún vigente en la Iglesia Católica y confesiones Coránicas).

La mayor y más irrealizable y lejana utopía es creer que el mismo sistema que nos ha condenado a la miseria y a la corrupción, sea la mano que nos salve y nos redima. En realidad, pensar en esa posibilidad más que una utopía es un crimen. Deberíamos, en consecuencia, hacernos una reflexión esencial o una pregunta a nuestra inteligencia: para una vez que se vive, ¿qué mundo nos estamos dando?

EL SER UNANIME

Habiéndose instalado en nuestras sociedades la cultura de la violencia y de la muerte –cada quien tiene a quien matar y quien lo mate- se hace indispensable revisar el valor elemental de la vida. Lo primero, entender que cada uno de nosotros es un superviviente. Hemos llegado hasta aquí, a través de los tiempos, desde el primer hombre, instante mismo en el que comenzamos a ser posibles. Hemos sido la llama que no apagaron los cataclismos naturales ni las guerras ni las hambrunas ni las plagas ni las pestes. Cada individuo lleva a todos y a cada uno de los padres que lo transportaron desde el fondo de los siglos por lo que ya estábamos presentes en sus citas de amor, en las jornadas de trabajo que los curvó sobre la tierra, cuando alimentaron el fuego y trenzaron caña y barro para hacer su casa. Deberíamos reconstruir día a día cada una de esas vidas para comprender que no es poca cosa ser un hombre. Y que es nuestra responsabilidad cuidar, proteger y mejorar la vida que perteneció a tantos y le pertenecerá a otros. Desde este punto vista, la vida no es de exclusiva propiedad de cada individuo ni un acontecimiento súbito, independiente y espontáneo. Como sucede con el concepto incaico de la tierra, en cierto modo sólo tenemos en "préstamo" la vida. Existe, además, una evolución que no sucede por fuera de nosotros. Si no participáramos en ella de forma decisiva, modificándola, el primer hombre se estaría repitiendo a sí mismo, indefinidamente.

¿DE QUIEN ES UN PAÍS?

Partamos de una premisa incuestionable: por ley natural, a todo ser que nace le pertenece toda la Tierra. Al ser humano, como a las fieras o a las libélulas, también le pertenece en su totalidad. No hay fronteras. La circunstancia geográfica de un nacimiento es un accidente. Pero instituida esa pertenencia y sus límites, la (peligrosa) pregunta es si pertenecemos a ese territorio o si ese territorio nos pertenece. Ahí está la cuestión.

¿De quién, en origen, es un país? Sólo puede existir una única respuesta: "De los individuos que nacen en él", es decir, de los nacionales. Luego la función más primaria del Estado, la razón primordial de su existencia y de su ordenamiento, debe ser asegurar que cada individuo reciba de la tierra lo que le pertenece, sin que nadie ni nada se arrogue la potestad de condicionarlo, decidirlo o conculcarlo.

ENTONCES ¿QUÉ ES LA PATRIA?

Un plato de comida diario, seguro y suficiente.

La patria (o el más bello concepto de Matria, en tanto pachamama o madre tierra) es subsistencia, medios primordiales para existir. Garantizando el bienestar mínimo del individuo, que es la comida, se garantiza en origen su salud física y mental, su crecimiento y desarrollo. Pero es también su libertad. La eliminación de la peor dictadura, la del hambre y su permanente sometimiento a la incertidumbre o la amenaza. Un seguro de vida que impide la desesperación, el desamparo y los rigores de la necesidad extrema.

                                                     

Quien no tenga ese plato de comida diario, seguro y suficiente no tiene patria. Es un desterrado, un huérfano de su país, alguien que ha perdido su derecho de nacido, su nacionalidad.

LA PATRIA SOCIAL

Pero si el plato de comida es la patria física y de vida, no es menos importante la patria intangible, la de la "familia social", la del ser y pertenecer, fundamento del ayudarse a vivir con dignidad. La solidaridad y el respeto al otro, como principios de convivencia. Arropamiento ante las necesidades. Construcción con el esfuerzo común. Mutua cesión entre sociedad e individuo. En definitiva pertenecer y ser pertenecido, participar y ser participado.

Esta idea viene a desvelar un patriotismo que no va más allá de una pasión, sorda y ciega pero útil por irracional. La manipulable patria de los símbolos y de sus emociones: banderas, himnos, escudos, insignias, colores deportivos, cuando no el odio común y gratuito al enemigo externo, al vecino, al otro. Nada real le prestan al ciudadano. No es la patria que da de comer ni la del ayudarse a vivir. La patria comienza en uno y se prolonga en los otros y viene de los otros y se prolonga en uno. La acción mutua de obligaciones y deberes. Pertenecemos a un cuerpo social vivo y cada quien es parte esencial y funcional de ese organismo.

LO PRIMERO QUE DEBE DISTRIBUIRSE ES EL PODER

(…) "Democracia enardecida": cada tantos años somos convocados a llenar las plazas con discursos de balcón y vítores y abajos encendidos. Una democracia de promesas, jamás de obligados cumplimientos. Y agitada como un garrote siempre contra otros. Una democracia de puños en alto, banderas, slóganes, gorras, camisetas y caravanas que termina en un voto que luego ni manda ni fiscaliza ni revoca. Casi inmediatamente aparece la "Democracia quejumbrosa": quejarse sin ser oído es el único modo de participación ciudadana.

No hay redentores ni milagros ni caudillos. Sólo hay suma de voluntades. Hacer coincidir los propósitos nacionales con los personales. El ayúdate que yo te ayudaré. Sólo puede redimir la continuada participación de los ciudadanos. Foros más o menos permanentes y permanentes donde sea posible generar ideas, tomar decisiones y activar soluciones. Donde entre en acción la responsabilidad social de cada individuo con su vecindario inmediato, con su municipio, con su región y su país. No existe democracia real sin el poder distribuido: esto es, vale repetirlo, pertenecer y ser pertenecido, participar y ser participado.

UN DIOS TIRÁNICO

Se ha erigido y, por tanto también legitimado, a un dios tiránico y criminal, un dios que decide quien come y quien no, quien puede tener techo y quien no, quien puede vestirse y quien no. Un dios todopoderoso dueño de la vida y de sus circunstancias y tantas veces de la muerte. Debemos estar en la anti-civilización. Unos XXI siglos con retraso respecto al homínido de las cavernas. Está fuera de la razón, de todo sentido común y, sobre todo, en el extremo opuesto de la justicia y del desarrollo, el hecho de que quien no tenga dinero no coma y, además, esté condenado a malvivir y al peor vivir. En este sentido le va mejor a cualquier bestia o alimaña que no paga por lo que come. Además, es una condena sin culpa debida y, salvo excepciones sin significación porcentual, es una condena a perpetuidad y sin derecho a defensa ni a remisión. Y tanto peor es su tiranía, si otorga a unos pocos individuos un poder absolutista o imperialista o caciquil, que está por encima de la voluntad de la mayoría y de los intereses generales.

EL CAPITALISMO: ERA PRIMITIVA

El Capitalismo pertenece a un estadio muy primitivo de la humanidad porque lo rige la ley más primitiva: la ley del más fuerte. Y no es casualidad que aparezca la palabra "salvaje" en el diccionario de sus despropósitos: lo es en tanto que sólo sobreviven en él los mejor dotados económicamente, colmillo y garra para el ataque. Pertenece más a la era de los depredadores y carroñeros que a la de los primates. En consecuencia, es incapaz de engendrar por sí mismo una civilización de convivencia y progreso, al necesitar siempre de la existencia y sumisión del débil. Vive del trabajo casi a esclavitud (deslocalización de siglos) y del dominio en la oferta y la demanda. El mercado libre es la gran falacia de Occidente: el poderoso siempre impone sus condiciones.

Obedeciendo a esta ley del más fuerte, individuos y naciones buscan el poder por acumulación. (Las naciones se comportan como los individuos con asombrosa semejanza). De ahí que el poder nunca se distribuya. Y que se potencie hasta la exacerbación el individualismo, es decir, favoreciendo el Yo que excluye y el Mío que expropia, en detrimento del Yo comunal, del Nosotros de la pertenencia social. Mientras estos principios dirijan al mundo, el mundo seguirá siendo el que ahora es: uno contra todos, todos contra uno.

Un  apunte sobre América Latina. Resulta extraño que tanto se hable del fracaso de Cuba y nunca, nunca, del fracaso y la degradación física, conductual, moral (cada quien espera la oportunidad para corromperse), de violencia y anomia social (no hay un Estado de Derecho. Los criminales imponen su ley) que ha dejado, deja y dejará el Capitalismo imperante en nuestros países. Una irreparable y colosal tragedia  humana que compromete a varias generaciones y que afecta a más de la mitad de su población y por extensión a todos. Nada hay que probar. Basta con ver y comparar la situación en Haití, República Dominicana, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Guatemala o México, para citar países geográfica y culturalmente afines. Si las dictaduras personales son infames y con frecuencia parecen eternas, la dictadura del hambre, de la ignorancia, de la inseguridad, de la corrupción, de la pérdida del valor de la vida y de la negación de futuro, degrada más pero no envejece: no tiene fecha de caducidad. Si al menos se tuvieran todos los niños escolarizados y una mínima cobertura de salud, algo ya habría para el futuro.

PROGRESO

Revisemos nuestro ufano sentido del progreso. Solemos admirarnos y con razón de los progresos tecnológicos, es decir, de las herramientas. Pero cualquier análisis concluirá que es un progreso para la dominación o un progreso para la destrucción. Prueba de lo anterior es que se ha perfeccionado la perversidad de las armas con un refinamiento de psicópatas y aumentado la pobreza, el hambre y la enfermedad (sida por ejemplo) a pesar de las biotecnologías y adelantos en  medicina. Bien que los hay liberadores como el Internet, que por el momento escapa a la imposición de códigos de comportamiento restrictivos (…) Gocemos de los adelantos de nuestro tiempo pero vigilantes de no estar trasladando toda la inteligencia a los objetos. (….) Recordemos también  que lo primero que se le ha ocurrido al hombre al dominar el átomo, es crear un arma para su propia aniquilación.

Debido a estos a avances, nos suelen decir que entramos en una nueva era, en el futuro de una humanidad sin límites. Es probable. Lo mismo debieron pensar aquellos que finalmente pudieron cazar un caballo, domarlo y montarlo. Una revolución en la velocidad y el transporte que ha perdurado hasta nuestros días. Lo que ha progresado bien poco es la esencia del hombre. Citemos, entre otras, tres preclaras constataciones:

Satélite espía = la copa más alta del árbol. El bárbaro que otea al enemigo, el mismo de hace siglos.

Misil = flecha (lanza o garrote) multiplicado millones de veces pero con una enorme imperfección: no reconoce a su enemigo. Mata y destruye masivamente a los seres, las cosas y el medio ambiente. El bárbaro que está detrás, el mismo de hace siglos.

Avión invisible = ingenio antes llamado catapulta (lanzadera de piedras) para burlar fosos, almenas y murallas ahora llamados radares. Detrás, sí, el mismo, el bárbaro de siempre.

Colofón: no hemos superado la convicción de que siempre la razón de la fuerza supera a la fuerza de la razón.

DIMENSION DE LA SOLUCION

Para ser real y eficaz una solución tiene que ser superior al problema. Elemental. Razón suficiente para descreer en soluciones a medias dentro del mismo sistema que los ha creado. La solución tiene que medirse en términos de civilización. Estamos obligados a crear una nueva Civilización, entendida como el avance hacia una convivencia entre la diversidad humana, la neutralización de los grandes intereses y la ayuda a la igualdad en los derechos fundamentales. Debe ser más importante que la Conquista y la Independencia. Sus objetivos son más altos y más duraderos. Las condiciones siempre estarán ahí. Están los medios, la información, la posibilidad de hacerlo conscientemente. Un cambio de interpretación de los problemas y un cambio en los conceptos que los solucionen. Está más allá de la gestión porque debe ser un modo de pensar y de entender las relaciones entre los ciudadanos y de éstos como actores del funcionamiento de un Estado que terminará sobrepasando sus límites geográficos. La informática, por ejemplo, permitiría formas de organización y participación casi perfectos. La opinión individual del ciudadano, la plebiscitaria y el voto on-line.  

Luis Aguilera


Una Clase

Publicado el 8 de Marzo, 2009, 11:12. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

 

·        Somos iguales y diferentes a la vez. Nadie está por encima ni por debajo. Nosotras damos la vida… Vosotros fertilizáis nuestros cuerpos para crear la vida… Nosotras tenemos cosas que Vosotros no tenéis… Vosotros suplís carencias Nuestras. Vosotros y Nosotras NOS necesitamos. SOMOS imprescindibles, debido a que la Raza Humana es sociable. Por eso, chicas y chicos, de vosotros depende que la relación entre sexos se estabilice. Sólo vosotros podéis hacer cambiar a la sociedad. En cada uno de vosotros, hombres y mujeres, está la Evolución de una sociedad que cambia constantemente en parcelas económicas y tecnológicas, pero que avanza con pasos tímidos e imperceptibles sobre comportamientos sociales.

Este fin de semana se conmemora la muerte de unas trabajadoras a manos de un empresario mediocre y patético que no veía más allá de sus narices. Recordad que sólo os tenéis los unos a los otros y que dentro de poco la sociedad dependerá de vosotros. Es obligatorio aprender a manejarse en la vida, pero es más importante SABER SER...

En dos minutos sonará el timbre y comenzaréis un fin de semana intenso. Prometed una cosa, por vosotros, por vuestra profesora de Historia… Pensad al menos 5 minutos en esto que os he dicho, si lo hacéis ya habréis hecho mucho más que algunos de vuestros mayores, pero sobretodo os dará la posibilidad de ser algo más libres.

Jimul


Marta

Publicado el 5 de Marzo, 2009, 11:18. en Relatos variados.
Comentarios (1) | Referencias (0)

         ¡Manda huevos!... Es su frase favorita cuando alguna cuestión no le termina de encajar. Mujer menuda, de aspecto agitanado con una concentración de Humanidad sacada de no se sabe dónde. Su salud es su gran punto débil, que enterrará a toda la familia si éstos descuidan algo la suya. Otro rasgo destacado es su pertinaz genética, (de esto tiene parte de culpa un tal Mendel, que entre oración y oración, se dedicaba a jugar con los guisantes del huerto de su monasterio) que le ha hecho duplicar sus facciones y su carácter en su descendencia. Pero lo que más destaca de este ser legendario, allá por donde va deja una huella imborrable, es su tozudez por vivir el día a día entre los suyos. Cada minuto que pasa, cada situación, es única y la vive con suma intensidad.

         No hay ataduras sociales que la secuestren, más allá de las que se quiera autoimponer. Sus caprichos son sencillos y contundentes: un café con los amigos y estar con sus seres queridos. Con esta claridad de ideas y esta forma tan vital de ser, es muy difícil mantener una discusión con ella, salvo que uno quiera quedar como un auténtico gilipollas.

Jimul