Infierno

(Sólo para condenados)

Lolailo

Publicado el 14 de Diciembre, 2008, 22:31. en Derivadas Humanas.
Comentarios (1) | Referencias (0)

Siempre fue aquella personalidad irresistible que encerraba ese deseado cuerpo diabólico. Por muy feo que fuese el uniforme, por desagradable que fuere el trabajo a desarrollar, ella siempre, invariablemente, mantenía ese equilibrio dulce a la par que contundente que lograba hechizar todo tipo de seres sensuales y sexuales.

Hoy está a punto de traspasar la barrera de la juventud cronológica, aunque nadie lo diría. Su melena lisa y cautivadora, sus ojos color miel, la voz susurrante y engatusadora. Y cómo no, esas formas tremendamente seductoras y coquetas, siguen provocando incendios internos y certeros en todo aquel viajero, por los rincones más sugerentes de la PASION y el DESEO.

Allí está ella, acogedora, sencilla, sublime, esperando que algún TECNICO consiga averiguar, de una vez por todas,  la clave exacta de su magnífico corazón.

 

Jimul