Infierno

(Sólo para condenados)

Un día duro

Publicado el 25 de Noviembre, 2008, 10:17. en Derivadas Humanas.
Comentarios (1) | Referencias (0)

·        No tengo tiempo de seguir manteniendo una relación que no me aporta nada. He de estar en la oficina urgentemente, Fernández me ha llamado, algo muy grave debe estar sucediendo para que se convoque una reunión un martes a las 20:00 H. No se te ocurra salir de casa, no es buena idea que te vean con ese aspecto por la calle, no te tomarían en serio. ¡Ah! Por cierto, no toques la pistola que está en la Caja de zapatos nuevos, la nueva cubertería llegó ayer, hay buenos cuchillos y con buen filo.

 (Acercándose a ella le da un beso en la frente, ella atemorizada intenta retirarse, pero él la retiene con fuerza. El se va, dejándola magullada y con la bata abierta, cabello revuelto y totalmente desnuda. Ella duda por un instante, decidida, se dirige hacia la caja de zapatos, sale a la calle con la bata puesta y descalza)

·        ¡Cariño! Espera se te ha olvidado algo. (Incrédulo, se da la vuelta, y espera, sin poder reaccionar) ¿No te irías sin mi beso de la suerte? (Susurrándole al oído) Sé que hoy va a ser un día muy duro para ti. (Acariciándole sexualmente la entrepierna, apunta la pistola, escondida en uno de los bolsos y dispara directamente al sexo, un par de veces, se deja caer en el suelo con el cuerpo ensangrentado, disparándose a sí misma otro dos tiros en su bajo vientre. En el suelo las últimas palabras de ella son) Te dije que hoy sería un día duro,  cariño

Jimul