Infierno

(Sólo para condenados)

Cala

Publicado el 19 de Noviembre, 2008, 21:43. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

Su tez morena, su aspecto fibroso sin cuidado alguno, la miopía extrema y una voz casi rota gracias al negro y una mezcla de brebajes de alto contenido alquímico (Negrita-Cola sin hielo, vino y cerveza negra) hacen de él un auténtico revolucionario doméstico, más no domesticado. Un perfecto bohemio, coherente con sus ideas y firme en sus convicciones. Humano a más no poder, cuyo poder de persuasión enloquecería a cualquier partido político con aspiraciones máximas. Él, sin embargo, trastea, rastrea y juega con los obstáculos diarios que surgen a cada minuto.

Su olfato para encontrar auténticas historias, le hace conocer a extraños compañeros vitales que le cuentan sus sentimientos más audaces.

Teatro en estado puro, capaz de encontrar al ser más primario y sacarle su lado más exquisito, o desenmascarar el lado más oscuro de aquella exquisita y aparente figura.

Nadie desea su vida, pero todo el mundo respeta y envidia su libertad. ¡Ah! Por supuesto, nunca morirá, a lo sumo tendrá el descuido absurdo de dejar de respirar, pero su esencia es fósil y perdurará más allá del polvo estelar:  la energía no se crea ni se destruye, persiste.

 

Jimul