Infierno

(Sólo para condenados)

20 de Mayo, 2008


Causas de la uniformidad del sabor: Estamos destrozando nuestros suelos

Publicado el 20 de Mayo, 2008, 22:27. en Especiales.
Referencias (0)

http://www.fratellizuccarello.com/foto-zuccarel/Uva_1.jpg

Continuamos con las causas que han generando esta uniformidad de los vinos españoles, aunque también de fuera de España.

Daniel Gómez de Jiménez Landi lo explicaba muy bien en una conferencia en Vejer de la Frontera

En los años 60 y 70, coincidiendo con una pérdida de mano de obra en el campo, se introduce el herbicida como un producto milagro que evitaba el trabajo de la tierra, abaratando los costes de producción.

Pero el herbicida no mata sólo aquellas hierbas que vemos nosotros en la viña sino también a millones de microorganismo (hongos, microbios, bacterias) que forman parte del suelo, sin los cuales las raíces no se pueden alimentar.

Dichos microorganismos, además de hacer más rico el suelo, ayudan a descomponer los minerales, haciéndolos asimilables para las raíces del suelo.

Después de 5 ó 10 años de utilizar herbicidas los suelos estaban muertos y las viñas dejaron de crecer. Fue necesario recurrir a factores artificiales de crecimiento y aparecen en nuestros viñedos los abonos químicos y los fertilizantes.

Daniel Gómez lo resumía perfectamente

Se había sustituido el crecimiento natural de los suelos por fertilizantes químicos. Primero nos cargamos el suelo y luego lo sustituimos.

Pero no era el único problema. Estos fertilizantes son sales que hacen que la planta tenga necesidad de más agua para compensar la sal. Por eso nos encontramos con uvas hinchadas de agua, que han perdido aromas y son mucho menos sabrosas.

Esta necesidad exagerada de agua provocó nuevos problemas, con un desarrollo mayor de las enfermedades. Ya no sólo eran tratamientos que se quedaban en las hojas, ahora eran necesarios los sistémicos, que media hora después de ser aplicados pasan a la savia y atacan definitivamente la enfermedad.

En palabras de Dani

Esta savia es la que pone en relación a la viña con el sol por medio de la fotosíntesis y, por consiguiente, con el vino, su gusto y sus aromas. Nos encontramos con un vino químicamente modificado.

Su resumen es tan desolador como certero

La calidad que no tiene la uva hay que conseguirla en la bodega. Una vez más nos encontramos con un vino intervenido químicamente, con un sabor y un aroma modificados que no responde al verdadero potencial del viñedo del que proviene. Lejos han quedado ya los sutiles matices que diferenciaban esa viña de cualquier otra o una añada de otra.

Tenemos ante nosotros un vino que puede ser incluso muy bueno pero que, desde luego, no es el reflejo del paisaje del que nació. Ha perdido toda su identidad, tipicidad, y particularidad. Por lo tanto, ha perdido también todo su interés. Es uno más dentro de otros cientos de miles de buenos vinos que hay en el mundo y, dentro de los cuales, nos costará encontrar diferencias importantes.

Todavía recuerdo esa conferencia que es la base de este texto y que me produjo la emoción del poema, que expresa perfectamente lo que siento.

A.S.I.


La Maldición

Publicado el 20 de Mayo, 2008, 11:12. en Retratos pecadores.
Referencias (0)



http://www.artespain.com/wp-content/uploads/tbo.jpg


Miss Bell Lucki acariciaba compulsivamente un yorkshire, al tiempo que daba órdenes a la tropa de personajes que la arropaban. El aeropuerto quedó colapsado, su control sucumbió al Caos de aquella comitiva variopinta y un tanto desastrada.

El jefe del Aeropuerto hubo de ser atendido tras un ataque de ansiecdad galopante. La policía impotente ante el ambiente de libertinaje incontrolable decidió cerrarlo al tráfico aéreo a otro aeropuerto cercano.

Un equipo de enfermeros armados hasta el cerebro de sedantes consiguieron reducir con gran esfuerzo a todas esas criaturas que parecían sacadas del Infierno de la Locura.

La Momia, podría descansar en Paz, su maldición había sido mucho más eficiente de lo que ella esperaba, y con una sonrisa se retiró a su sarcófago real.

Jimul