Infierno

(Sólo para condenados)

7 de Abril, 2008


30 años de vida

Publicado el 7 de Abril, 2008, 10:00. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

http://tn3-1.deviantart.com/fs17/300W/i/2007/177/2/9/Wings_of_the_Demon_Lord_by_Roxanne_Whayt.jpg

ROXANNE
YOU DON´T HAVE TO PUT ON THE RED LIGHT
THOSE DAYS ARE OVER
YOU DON´T HAVE TO SELL YOUR BODY TO THE NIGHT

ROXANNE
YOU DON´T HAVE TO WEAR THAT DRESS TONIGHT
WALK THE STREETS FOR MONEY
YOU DON´T CARE IF IT´S WRONG OR IF IT´S RIGHT

ROXANNE
YOU DON´T HAVE TO PUT ON THE RED LIGHT


I LOVED YOU SINCE I KNEW YOU
I WOULDN´T TALK DOWN TO YOU
I HAVE TO TELL YOU JUST HOW I FEEL
I WON´T SHARE YOU WITH ANOTHER BOY
I KNOW MY MIND IS MADE UP
SO PUT AWAY YOUR MAKE UP
TOLD YOU ONCE I WON´T TELL YOU AGAIN
IT´S A BAD WAY

ROXANNE
YOU DON´T HAVE TO PUT ON THE RED LIGHT
ROXANNE
YOU DON´T HAVE TO PUT ON THE RED LIGHT

ROXANNE
NO TIENES QUE PONERTE EN LA LUZ ROJA
ESOS DÍAS SE HAN TERMINADO
NO TIENES QUE VENDER TU CUERPO A LA NOCHE

ROXANNE
NO TIENES QUE PONERTE ESE VESTIDO POR LA NOCHE
CAMINAR LAS CALLES POR DINERO
NO TE IMPORTA SI ESTÁ MAL O SI ESTÁ BIEN

ROXANNE
NO TIENES QUE PONERTE EN LA LUZ ROJA


TE AMÉ DESDE QUE TE CONOCÍ
NO HABRÍA HABLADO CONTIGO
TENGO QUE DECIRTE SIMPLEMENTE CÓMO ME SIENTO
NO TE COMPARTIRÉ CON OTRO CHICO
SÉ QUE MI MENTE ES FICTICIA
ASÍ QUE GUARDA TU MAQUILLAJE
TE LO DIJE UNA VEZ, NO TE LO DIRÉ DE NUEVO
ES UN MAL CAMINO

ROXANNE
NO TIENES QUE PONERTE EN LA LUZ ROJA
ROXANNE
NO TIENES QUE PONERTE EN LA LUZ ROJA


Hoy recordaba con la taza del café humeante entre sus labios, los últimos 30 años con Jhon, ese caballero andante con aire despistado que entró por primera vez a ver a la Mujer más famosa de Berlín, La Rompemachos, como la llamaban algunos. Por primera vez sucumbió ante un hombre, su aspecto tímido y apocado, fue el revulsivo para esa sensación de hormigueo ardiente por todo su cuerpo.

Ni qué decir tiene que fue el mejor polvo de su vida, el único logro profesional que le hizo olvidarse de lo que era. Pero su sorpresa iría en aumento, aquel representante del Despiste, se enamoraría perdidamente de ella.

En dos semanas, le mostró su amor, en tres le pidió la mano, y al mes ya vivían juntos en una modesta casa de un barrio comercial.

Las lágrimas no dejan de rodar como kamikazes por sus mejillas, el sentido de su vida ya no estaba al lado de ella.

A.S.I.