Infierno

(Sólo para condenados)

Dimisión divina

Publicado el 13 de Marzo, 2008, 11:25. en Derivadas Humanas.
Comentarios (1) | Referencias (0)

http://www2.irna.ir/occasion/es/index1_files/image2.jpg


  • ¡Ya no me ajunto!

 Fue la frase atronadora que resonó en el espacio más allá  de aquella pequeña localidad, en la que a un niño de mirada pícara le fue denegada la ilusión de estar en la iniciación cristiana.

Esto llegó a oídos celestiales, y fue tal el malestar que decidieron tomar medidas. Un hecho sin precedentes tuvo lugar en aquel planeta tierra, Cristo, harto ya de tanta estupidez se desclavó de todos los maderos terrestres,  dimitiendo de su labor. El resto de los dioses monoteístas, decidieron secundarle y abandonaron sus respectivos templos. Tan sólo quedó el Infierno, que observando la situación, colgó el cartel de cerrado por vacaciones.

 La raza humana estaba a merced de su suerte.

                                                                                          Jimul