Infierno

(Sólo para condenados)

El Aval

Publicado el 2 de Noviembre, 2007, 13:05. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

http://www.vendobusco.com/images/Directorio%20de%20Negocios.gif


            Tuvo siempre muy claro desde niño que quería ser rico en cuanto fuese  mayor. Sus maneras apuntaban ya en el colegio, haciendo trapicheos con todo lo que caía en sus manos, era el único niño del colegio que manejaba mucho dinero, puesto que juntaba la paga de sus padres con el dinero sacado por sus "actividades extraescolares"

            Su inteligencia y capacidad para el saber, no corría a la par con su olfato para los negocios, éstos cada vez eran menos claros y más productivos.

            Al cumplir los 19 años, tuvo una pequeña crisis productiva, debido a que sus proveedores escaseaban, por lo que perdió gran cantidad de clientes por conseguir drogas de todo tipo. Le llegaron informaciones de un proveedor muy importante en una ciudad Europea. Rápidamente cogió un avión y tras pasar un fin de semana intenso, cerró el trato como nuevo cliente.

            En cuanto llegó a la antigua localidad que le vio nacer, fue al Banco a pedir un préstamo por la cantidad exigida por el nuevo proveedor, 60.000 €, presentando como aval una empresa ficticia de importación y exportación de material de oficina, llamada Papex.

            El negocio le estaba saliendo redondo, porque el aval de los proveedores, se cubría con el préstamo del banco; y el préstamo del banco con el aval de la mercancía.

            Lamentablemente no contó con el factor sorpresa, por aquellos días la policía  había abierto una operación antidroga, él se cruzó en su investigación y cayó como pajarito en la trampa, esta operación antidroga se hizo llamar  Incauto, con este nombre se desarticuló la red europea que trabajaba en esos momentos con mayor intensidad.

            Hoy, nuestro amigo, cumple condena en una macroprisión, y ha montado un negocio de sexo, la principal mercancía es su propio cuerpo, sus clientes: los presos con deseos de desfogarse.

Jimul