Infierno

(Sólo para condenados)

Tenorio/Miguinho

Publicado el 1 de Noviembre, 2007, 15:31. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

http://perso.wanadoo.es/anaisabelcapilla/tenorio.jpg

            Tras su porte atractivo, se ocultaba un carácter bronco, que unido a su carácter cínico y zalamero, se convertía en un arma letal para persuadir y seducir a cuantas mujeres encontrara por su camino.

            Su desahogo económico le hacía permitirse un secretario, éste se encargaba de la parte sucia de su vida. El Secretario, un tipo cuyo aspecto era del montón, tramitaba los caprichos de su Jefe con bastante sutil mano izquierda.

 Y toda esta parafernalia se montaba para ocultar su esencia cobarde ante las situaciones personales de la vida. En resumidas cuentas, cuando el Señor Miguel Tenorio se cansaba de una presa, porque le había sacado todo el jugo posible, pedía más guerra de la que podía darle, o por cualquier otra situación imprevista; ahí estaba Miguinho, su secretario, para resolverle la papeleta.

Miguinho no tardó en pasar a ser alguien muy querido para las damas, que caían rendidas a sus encantos Reales, librando la última batalla, antes de la despedida fianal, en cualquier lugar y hora. Su fama fue en aumento, y las mujeres comenzaban a salir con el Señor Tenorio como tapadera para poder conseguir un encuentro pasional con aquel Secretario que tan prudente y diligentemente resolvía los asuntos de su Jefe.

Indudablemente, Miguinho no contó con los celos incontrolables de su Jefe, que al enterarse de la capacidad seductora de su Secretario, lo mató en una fría noche del 1 de noviembre,  dejándolo tirado en aquel frío cementerio de una población de la regia Castilla. Aún hoy sigue sin saberse el paradero del Sr. Tenorio.

Jimul