Infierno

(Sólo para condenados)

¿Son necesarias las relaciones sexuales?

Publicado el 3 de Julio, 2007, 21:19. en Derivadas Humanas.
Referencias (0)

http://xydehia.blogomundo.com/images/BESO.JPG

El deseo sexual pertenece al grupo de necesidades llamadas secundarias como la cooperación, la curiosidad y en general cualquier actividad que produzca placer, que se manifiestan cuando las primarias, como respirar, beber agua, comer, dormir y sentirse seguro, están satisfechas. Como se puede ver, el objetivo de las necesidades primarias es mantenernos vivos y el de las secundarias proporcionarnos placeres.

Hay personas que encuentran mucho más placer en cualquier actividad lúdica que en las relaciones sexuales, es decir que pueden mantenerse toda la vida sin tener relaciones sexuales y sin sentirse mal por ello. El problema puede presentarse cuando estas personas viven en pareja y la pareja no se relaciona con el sexo de la misma manera.

La falta de relaciones sexuales dentro de la pareja es un problema grave cuando uno quiere y el otro no porque la identidad básica está asentada sobre el interés sexual. Las personas que no se sienten atractivas para sus parejas pueden desarrollar fuertes sentimientos de ira o de tristeza.

Pero no es necesario comer para preparar una buena comida. Se puede ser atractivo, cariñoso y generoso sexualmente sin participar de la conducta sexual. Y no estoy diciendo que pongas tu cuerpo al servicio de la sexualidad de tu pareja, pero estar con ella en su intimidad no es costoso y puede ser muy divertido.

El problema es cuando el sexo está asociado a sentimientos de vergüenza o de culpa y todo lo que rodea es sexo se ve como peligroso, pecaminoso o sucio. Entonces ha llegado el momento de enfrentarse a esos sentimientos y acabar con ellos porque dificultan las relaciones de pareja y a la larga acaban con ellas.

Recordemos que en una pareja que se lleva bien, los problemas sexuales sólo representan un 20% de la relación pero si se llevan mal son el 80%. El deseo sexual puede avivarse, desarrollarse o incrementarse, establecer tiempos para verse y comunicarse, jugar, hacer risas, crear fantasías, inventar situaciones románticas son consejos que vienen bien para que el sexo vuelva a florecer. Lo que nunca hay que hacer es enfadarse, montar broncas, exigir o amenazar con "buscarlo fuera".

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

A.S.I.