Infierno

(Sólo para condenados)

Sexo en verano: El Hielo

Publicado el 21 de Junio, 2007, 15:17. en Derivadas Humanas.
Comentarios (3) | Referencias (0)

http://www.masnoticias.net/fotos/sexo%20lento.gif


  • Desde hoy y durante tres meses iniciamos una serie con 90 preguntas sobre sexo que serán respondidas por la sexóloga Pilar Cristobal, para que puedas sacarle todo el partido a tus relaciones en verano.
  • Además iremos incorporando propuestas a un diccionario sobre sexualidad, para que estés preparado cuanto antes para entrar en materia.
  • Hoy te hablamos del hielo como juguete sexual. ¿Lo has usado alguna vez?

Ahora en verano con el calor nos apetecen las cosas frescas, pero ¿cómo usar el hielo en la cama?

Los juegos con hielo son una de las formas más deliciosas de vivir una pasión en los días calurosos, para ellos necesitas buscarte un lugar cómodo, prepara unas bebidas refrescantes bien cargaditas de cubitos de hielo, también puedes preparar copas de helado y dejarlas en espera en la nevera.

Desnuda a tu amante despacio, tocando con intención y amor todos los rincones de su piel, cuando notes que su temperatura va subiendo ponte un cubito de hielo en la boca y aproxímate por detrás, saca el hielo de la boca y mientras le das pequeños besos helados en la nuca pásale el cubito por el pecho rodeando los pezones, luego déjalo resbalar hacia el ombligo, la diferencia de temperatura producirá pequeños escalofríos muy placenteros.

Colócate el hielo en la boca enfría tu lengua y acaricia con ella senos y sexo, pero no introduzcas el hielo en la vagina ni lo pases por el glande puedes ocasionar quemaduras.

Déjalo resbalar hacia el ombligo, la diferencia de temperatura producirá pequeños escalofríos muy placenteros

También puedes dejar resbalar el cubito por la columna vertebral hasta las nalgas y luego tomar el hielo con la boca, sujetándolo con los dientes y pasarlo suavemente por la parte de atrás de la pierna hasta la planta del pié y entre los dedos. Luego y llegados a este punto puedes hacer los que más te gusta.

Pero no olvidemos que en la nevera tenemos preparados unos helados, los mejores son los más cremosos, son refrescantes y energéticos una buena comida para el descanso pero ¿por qué no comerlos de otra manera?

Cubre de tu helado favorito los rincones especiales del cuerpo de la persona amada... la diversión comienza cuando lentamente empiezas a recorrer su piel con la lengua. No emplees helados ácidos ni con licores en los genitales, escuecen.

A.S.I.