Infierno

(Sólo para condenados)

1 de Abril, 2007


Comella

Publicado el 1 de Abril, 2007, 12:14. en Retratos pecadores.
Comentarios (1) | Referencias (0)


http://www.latercera.cl/showjpg/0,,1_187486774_165,00.jpg


De todas las almas pecadoras que uno se pueda encontrar en el vasto territorio de este Infierno, ésta puede ser la más difícil para  definir, al menos para mí. Podemos describirla como el equilibrio perfecto entre el Ser y el Estar. Ser un alma libre para escribir sus propios pensamientos liberales, sin por ello manifestar ningún signo de altanería y prepotencia. Muy al contrario, se le podría comparar con  una madraza que intenta sacar adelante a todos sus hijos, aunque perezca en el intento.

Todo este desmadre caótico de sentimientos, tiene su contrapunto en su Estar, de control y ejecución exhaustiva que la hace ser una profesional digna de llevar un equipo, al que tratará de la mejor forma posible, sin que por ello se malogren los resultados propuestos del proyecto a realizar.

Un símbolo lo definiría a la perfección: Ying-Yang. El equilibrio que todo el mundo busca en su vida.


Inferno


Histeria

Publicado el 1 de Abril, 2007, 12:05. en General.
Comentarios (2) | Referencias (0)

http://www.atilak.com/visioni/dipinti/ira.JPG



Camino por una zona de la ciudad bastante oscura, no se ven coches, no hay luz pública, pasa a lo lejos un taxi, le hago la señal. No me recoge.

Tengo miedo. Se acerca una pareja. Voy llegando hasta ellos con la esperanza de que me protejan, camino a su lado. La pareja desaparece. Fondo negro. Me robaron todo.
Vuelve la luz y estoy ante una pared antigua, ¿siglo XIII? Tengo en mi mano un garrote de hierro. Golpeo un ídolo con toda mi rabia. El ídolo se desmorona, en vez de tierra cae agua.
Camino un poco, en una pared lateral hay dos fuentes de agua, deseo que el agua se desborde como una catarata y lo hace anegando al ídolo.
Ahora estoy en la calle, en mi ciudad, en la acera queda la esencia de la pareja que me robó, en su lugar encuentro los cuerpos de dos mendigos durmiendo a la intemperie. Me acerco y una fuerza nueva me nace en el pecho.
Soy una ganster de pelis viejas, mi voz sale ronca y poderosa de la garganta. Ellos tienen miedo. Mi voz resuena en la ciudad, mi cara debe estar roja y me siento ridícula, pero ellos se aterran ante mí. Yo domino la situación. He ganado. Le he ganado la batalla a esa pareja de mierda. Puedo con todo.

 Ágata.