Infierno

(Sólo para condenados)

COMPLETANDO EL PUZLE

Publicado el 29 de Marzo, 2007, 11:17. en Derivadas Humanas.
Comentarios (1) | Referencias (0)

http://www.aldeaeducativa.com/IMAGES/mamifero11.jpg

  • Los primeros roedores, primates y murciélagos coexistieron con los dinosaurios.
  • Los mamíferos que heredaron la supremacía de los dinosaurios se extinguieron poco tiempo después.

La revista Nature ha publicado un estudio que desmitifica una creencia clásica: la de que la extinción de los dinosaurios benefició en sobremanera el desarrollo de los mamíferos.

Según la investigación, la extinción de estos seres prehistóricos tuvo un pequeño impacto en los mamíferos actuales, partiendo de la base de que los grupos principales de mamíferos aparecieron un millón de años antes de que los dinosaurios se extinguieran pero no llegaron a ser importantes hasta un millón de años después de la desaparición de estos reptiles.

Los primates, los murciélagos y los primeros roedores aparecieron unos 20 millones de años antes de que los dinosaurios se extinguieran

Para llegar a esta conclusión, han trazado un árbol genealógico de cada mamífero vivo hasta concluir que la caída de los dinosaurios, a finales del período Cretácico (hace unos 65 millones de años), abrió una puerta y permitió disponer de recursos a otras especies.

Esta disposición de recursos, sin embargo, no limpió el camino a la diversidad de animales que terminarían por evolucionar a los mamíferos actuales, entre los que se incluye a los humanos.

Olaf Bininda-Emonds, de la Universidad de Munich es claro a este respecto: "Después de la extinción de los dinosaurios, (los mamíferos) aún seguían sin diversificarse".

Según Bininda-Emonds y su grupo de trabajo, tras la extinción hubo un auge dentro de la evolución mamífera, pero ocurrió en unos grupos que hoy en día están extintos, tales como unos carnívoros ungulados (los mesonychids), semejantes a al actual perezoso.

Los mamíferos más famosos de la actualidad, como los primates, pasaron desapercibidos, en parte porque su expansión no llegó hasta hace unos 50 millones de años.

Los primates, los murciélagos y los primeros roedores, sin embargo, aparecieron unos 20 millones de años antes de que los dinosaurios se extinguieran.

El árbol genealógico más ambicioso

El equipo de Bininda-Emond ha construido un árbol genealógico, basado en los datos de ADN, del 99% de las 4.554 especies conocidas de mamíferos.

Los datos los han contrapuesto a los que manejan de los fósiles, para establecer cuánto ha cambiado cada criatura, y cuándo se perdieron sus antepasados en el mar de la extinción.

El hecho de que los mamíferos que heredaron la supremacía de los dinosaurios se extinguieran relativamente rápido supone, para uno de los investigadores, que "el principio de una recuperación es un tiempo muy inestable".

Hallazgos prehistóricos

A principios de esta semana se publicaba un informe en el que se desvelaba que existió un dinosaurio capaz de excavar refugios.

Este dinosaurio probablemente sobrevivió a la catástrofe que provocó la extinción prematura de los grandes reptiles, y desapareció, probablemente, por falta de alimentación.

No es el único descubrimiento de este mes porque, en Canadá, encontraron los restos de un dinosaurio bautizado como Albertaceratops, que fue antepasado del Triceratops.

A.S.I.