Infierno

(Sólo para condenados)

Ceremonia

Publicado el 25 de Marzo, 2007, 13:14. en Microrrelatos.
Referencias (0)

       http://www.arteja.com/popwujweb/universo.jpg

    

            La ceremonia tuvo lugar en un punto indeterminado del espacio, realmente fue Caos, el oficiante del acto, quien lo escogió a su capricho.
Los contrayentes  se dieron cita en un lugar tan pequeño y frágil, que era una temeridad, siquiera idear una propuesta que saliese adelante.

 

            Y allí fueron las parejas. Por una parte los cónyuges Vida y Amor, cuyo aspecto era tan sencillo y diáfano que pareciera que no llevaban vestimenta alguna. De otro lado, Sumisión contraería enlace perpetuo con Poder, dejando tras de sí un rastro de ostentación, aparentando dominar el entorno que pisaban.

 

Los padrinos a la doble ceremonia fueron Pasión y Cinismo, ambos hacían apuestas por el tiempo que duraría la fidelidad en estas parejas, cuchicheando y tonteando entre ellos sin ningún tipo de pudor, ante la mirada severa de Muerte, que actuaba de solemne Notaria, recogiendo fielmente segundo a segundo los hechos que allí se iban produciendo.

 

Orden, el organizador del evento se mostraba orgulloso de que el complicado engranaje de la ceremonia se fuese desarrollando a las mil maravillas.

Y en el preciso momento en que todo marchaba sobre ruedas, Caos decidió hacer la observación:

·        Si alguien tiene alguna objeción que hacer a la unión de estos dos matrimonios, que hable ahora o que calle para siempre.

 

Guerra, la invitada incómoda en la fiesta, quiso hacer su aportación, haciendo su particular comentario:

·        Creo que no debería celebrarse esta ceremonia, al menos hasta que no se aclarase la relación entre Vida y Poder. Sí, es que los vi el otro día en actitud cariñosa. ¿O no es verdad, Cinismo?

·        (Sabiendo la falsedad de tal hecho) Sí, yo los vi saliendo del mismo lugar, 3 horas después.

 

Orden huyó cobardemente del lugar, ante el panorama que se avecinaba, Pasión intentaba inútilmente dar ánimos a Sumisión y Amor, que agonizaban en un rincón, consumiéndose en el dolor, mientras Vida luchaba por mantener la verdad aún a costa de su existencia.

 

Totalmente inútil, Caos y Muerte, se habían hecho amos de la situación, haciendo rehén a Poder. La Lucha por el control se había desatado.

 

Jimul