Infierno

(Sólo para condenados)

Octubre del 2005


Epitafios Infernales

Publicado el 28 de Octubre, 2005, 13:02. en Especiales.
Comentarios (8) | Referencias (0)

Con motivo de los primeros de noviembre, adjuntamos epitafios posibles para quien ande con prisas:

 

Para una momia:

Aquí yace una momia rencorosa
que me llamó verdosa y huesuda,
además me dijo que era apestosa
¿habráse visto muchacha más cruda?
¡Y cómo difama la muy mentirosa!
¡Con 4.000 años y sigue tozuda!

A un caradura:


Aquí descansa, beato, un tal Ferro,
quizá así llamado por ser del Ferrol,
quizás por ser ancla pulida, de hierro,
aquí yace, tibio, en su tumba al sol,
en verde pradera, en cima de cerro,
no en cripta de mármol que es de charol,
no fue un niño malo,tampoco un gamberro,
nunca rompió un plato, tampoco un perol,
por eso descansa feliz como un puerro
plantado en la tierra, sin colesterol.

A un calavera:

Aquí yace un Calavera
que era un diablo encantador
por eso Satán dijo- Espera,
un diablo ha de dar terror,
¡Fuera de aquí, fuera, fuera!
¡Y le echaron!, ¡Qué dolor!
Mas ahora, en su Caldera
Él es el dueño y señor.
¡Y su Infierno la repera!

A la Espuma

Aquí yace la Espuma espumosa,
la bella doncella ripiosa,
de todas, la más grácil y hermosa,
aunque ahora está algo apestosa,
verde, huesuda y sin posas.

Sueltos:

“Estoy aquí por receta médica”
“Vine a descansar pero ya me estoy aburriendo”
“Buscadme entre los hinojos”
“¡Ya no hablo más!”
¡Dejadme un instante a solas, y veré como me las ingenio!
“Estoy agotado, que me lo escriba otro”
¡Si el viento me lleva lo mismo ni me resisto!
¡Si no vuelvo es porque estoy inspirado!
¡Fui yo, ahora el poema al que descifrar!
¡Ahora sí sé que moriré día a día!


¿Desastre?

Publicado el 27 de Octubre, 2005, 21:14. en Relatos variados.
Comentarios (2) | Referencias (0)

Todo comenzó aquel Miércoles de noviembre del 2005, una macrocumbre mundial había reunido a multitud de jefes de Estado y de Gobierno de la Tierra. Se había celebrado la cumbre en la Ciudad Prohibida de Pekín, bajo unas estrictas medidas de seguridad por parte del Gobierno chino. La diplomacia asiática se había apuntado un tanto muy importante al organizar aquella reunión que duraría hasta el domingo  (prácticamente una semana) ¿el motivo? Pues no era otro que el que recorría de norte a sur y de este a oeste todo el orbe y que ocasionaba lo que se había denominado como "peste aviar". Todo el mundo civilizado y del tercer mundo estaba muy atento a los resultados de esa cumbre. Unos porque comenzaba una enfermedad que los estaba exterminando a marchas forzadas, se barajaba, que en menos de un mes, habían fallecido cincuenta millones de personas; los otros porque la enfermedad la tenían a las puertas de sus lujosas casas, incluso se habían producido víctimas, escasas, pero víctimas al fin y al cabo.

          La vacuna que iba a exterminar la enfermedad, no  sirvió más que para acrecentar la mortandad entre las gentes. Y aquella reunión de "altos vuelos" iba a servir para poner en común todos los trabajos hasta ahora realizados por los diferentes equipos de investigación mundiales.

          Y fue hasta increíblemente productiva esa reunión, por una vez se habían puesto de acuerdos todos los gobiernos y políticos del mundo, más por miedo que por sentirlo realmente. Fuera como fuese, el caso es que, aun con muchos matices, se produjo un comunicado de prensa en el cual se anunciaba la puesta en marcha de una Comisión que evaluaría los avances de todos los centros de investigación y cuya sede sería Sanghai. La cumbre se cerró con una suculenta cena oficial que dio el gobierno chino a todas las delegaciones mundiales, con un fastuoso y delicioso menú, salpicado de todos las delicatessen del momento. Fue una reunión propicia para charlas y encuentros bilaterales de unos países con otros, todo estaba en orden y en su sitio.

          Y llegó el día de la despedida, aquel domingo de noviembre frío, que mostraba su aspecto más tranquilo de un otoño un tanto revuelto. La vida en la Ciudad Prohibida comenzaba muy pronto, a las 6 de la mañana. A las 7 ya había previsto actos, y a las 10 de la mañana comenzaban a salir las delegaciones hacia sus respectivos países. Los teléfonos comenzaron a sonar, pero era curioso, nadie los cogía, era como si el silencio se prolongase. Los servicios secretos de China, junto con los escoltas de las autoridades internacionales, investigaron el silencio tan profundo… Descubriendo para su pasmo que desde Jefes de Estado y de Gobierno a Secretarios de Estado; pasando por ministros, yacían fríos en la cama, inertes… MUERTOS. Increíble, pero cierto, todos habían pasado a mejor vida, aunque ellos no pensarían lo mismo…

          La noticia corrió más que la velocidad de la luz… Todo el mundo pedía explicaciones… ¡Conspiración! Dijeron unos… ¡La guerra mundial! Los más agoreros… Pero una cosa era clara, toda la diplomacia más importante del momento había fallecido, y había que saber el porqué. Médicos forenses, analistas y patólogos de todo el mundo estaban en 48 horas en la Ciudad de Pekín investigando y haciendo análisis a los cuerpos más venerados en su día… Tras una semana de intensos trabajos, se llegó a la conclusión siguiente:

"La causa de la muerte fue una parada cardiaca producida por la ingestión del hígado de un ave (concretamente la Oca), que a su vez fue condimentado con especias que multiplicaron el virus infeccioso, convirtiendo el alimento en un letal veneno"

          Li- Wuan el jefe de los científicos, analistas y forenses, al revisar las autopsias de sus compañeros descubrió algo muy curioso, los cuerpos se descomponían mucho más rápido que los cuerpos de otras personas, afectados por el mismo virus. Y cuanto más grande era la posición social del cuerpo, más corrompidos estaban sus órganos. Li-Wuan lo apuntó como nota de trabajo en una grabadora pequeña, que por cierto no entregó a su jefe más inmediato. Su conclusión fue clara:

"Las enfermedades no afectan por igual a todos los cuerpos, es posible que cuerpo y alma vayan unidos. Teoría a desarrollar."

          Dicho esto, ordenó quemar todos los cadáveres, por cuestiones de prevención y sanidad…


Pisto con Chorizo

Publicado el 27 de Octubre, 2005, 20:45. en Cocina Infernal.
Referencias (0)

 

En una cazuela de barro se pone un trozo de calabaza de 1/2 kilo, si es amarilla mejor, un pimiento rojo troceado, cuatro dientes de ajo, una hoja de laurel, dos patatas a cuadritos y 4 chorizos en trozos de dos centímetros, un tomate picado, aceite de oliva y sal al gusto. Se pone todo a cocer a fuego lento y tapado. Si se seca mucho se añade un vasito de agua, hasta que se cuece y reduce todo el jugo. Una vez servido se pone encima de cada ración  un huevo frito.



Atol de Elote

Publicado el 25 de Octubre, 2005, 12:51. en Cocina Infernal.
Comentarios (5) | Referencias (0)

Ingredientes:

• 10 elotes maduros.
2 litros de leche fría.
• 1 pizca de sal.
1 libra de azúcar.
• 1 raja pequeña de canela.

• Escoge los elotes que no estén demasiado tiernos, para así obtener una
mejor consistencia del atol. Los elotes tiernos son los ideales para hacer
Elotes locos (ya les enviaré la receta proximamente)


• Se limpian y se raspan con un cuchillo, ojo con los gusanitos, algunos
elotes los traen incluídos, se dice que son inofensivos pero yo no me fío;
para después moler o licuar los granos junto con la leche fría. Pasa la
mezcla por un colador fino (mis tías usan un graan trozo de manta (tela) )
y, tras vertirla en una olla (la mezcla, no la manta), se pone a cocimiento
a fuego lento.


• Durante la cocción debes remover constantemente el atol con un batidor,
pues de lo contrario se corre el riesgo de que se pegue en la base de la
olla y se ahúme. Por eso un grupo nacional hizo una canción que se llamaba
"Moviendo el atol de elote" jeje, decía "moviendo el atol de elote, moviendo
el atol de elote, moviendo el atol de elote todo el día y toda la nocheeee"
así que ya se imaginarán lo mucho que debe moverse...el atol.

• La sal, el azúcar y la canela se añaden al momento de ponerlo al fuego. Si
durante la cocción el atol muestra indicios de quedar espeso, agrégale
leche. Pues eso, lesheee, aunque espesito es más rico.

Y listoooooooo
Sírvase caliente y cuide de no quemarse la boca
(Verdad que hasta parece que soy re buena cocinera???)

Bohemian (besitos mojaos)


PAN CASERO

Publicado el 24 de Octubre, 2005, 11:22. en Cocina Infernal.
Comentarios (2) | Referencias (0)

 

Comprar en la panadería una barra pequeña de masa (100gramos) y se dejará en reposo tapada tres o cuatro horas para que tome acidez. Es la levadura madre. Comprar también una pequeña porción de levadura prensada del tamaño de una castaña.

1 1/2 kilos de harina de calidad candeal, buena. Apartar 1/4  para trabajar la masa.

Disolver la levadura madre y la prensada en agua tibia con una pizca de sal (al gusto) y añadir harina hasta que se haga una masa compacta, pero no muy dura. Trabajarla bien.

Se deja reposar la masa tapada con un paño unos minutos y se manejará mejor.

Después se hacen las piezas del tamaño y forma deseada, procurando no dejar costuras sin unir.

Se dejan nuevamente las piezas en reposo tapadas en las bandejas hasta que crezcan, y se meten al horno ya caliente a una temperatura moderada. Se le dará a cada pieza dos cortes en diagonal en la cara, no muy profundos, con una hoja de afeitar, para que no pierdan la forma. No abrir el horno hasta que no crezcan y tomen un poco de color. Si toma mucho color,  tapar al pan con papel de aluminio y bajar la temperatura, hasta que la corteza cruja.

Si se quieren hacer bollos para el desayuno, en lugar de agua se le pone leche entera y aceite a partes iguales, mejor si es de oliva, pero antes se fríe un poco en la sartén con una moya de pan para que pierda el amargor de la aceituna. Los demás ingredientes y la cocción se hace por los mismos procedimientos.

Os sorprenderéis de la cantidad de piezas que van a salir.

Goreño


Tarta de queso con arándanos egipcios

Publicado el 23 de Octubre, 2005, 23:09. en Cocina Infernal.
Comentarios (2) | Referencias (0)

Ingredientes:

500gr de queso fresco, sin sal

1 paquete de galletas hojaldradas

1 cucharada de mantequilla

5 o 6 cucharadas de azúcar

1 huevo

Mermelada de arándanos.

Veréis, el amigo Jimul me invita a una comida virtual con mis amigos, acepto por varias razones, pero la principal es que no engorda y se disfruta igual, la única condición es que tengo que traer el postre, seguramente se han enterado que soy la pastelera de Atra y me gusta endulzar los finales porque odio los finales, si por mi primer impulso me guiara no terminaría nada en esta vida hasta la muerte que lo termina todo sin pedirnos permiso.

Y digo yo, si traigo el postre, me toca designar a la primera persona que ponga sus manos sobre mi deliciosa tarta, esta será mi amiga Nofret, de ahí que los Arándanos, esa frutilla rara, azul como los pitufos, los traigo de los pocos bosques que hay en Egipto hoy en día, pero hace 4033 años, cuando conocí a Nofret, todo el Nilo era un puro bosque mediterráneo, lleno de higueras, moras y arándanos.

En ese año nacimos las dos, en el mismo palacio y del mismo padre, el Faraón, la razón de que no nos consideraran hermanas era nuestras madres, la suya fue la esposa oficial, la primera esposa, la mía era solo una esclava, criada allí, sin voluntad propia.

Desde que nací me pusieron a su servicio, jugábamos juntas y comíamos del mismo plato, yo probaba antes todo por si alguien  en un descuido del haya, vertía veneno sobre su comida.

Su destino era grande, el mío pequeño, ninguna de las dos éramos autoras de nuestra biografías...

Pero esto ocurrió hace mucho tiempo, y creo que ya es hora de sentarnos a la mesa, así que lo contaremos en otra ocasión...

Procedimiento:

Se desmenuzan las galletas hasta que queden como la harina. Se calienta un molde con la mantequilla, cuando esté derretida se vuelcan las galletas para formar la base de la tarta.

Se bate el huevo, cuando está en su punto se le añade el queso y el azúcar y se pasa por la batidora eléctrica, se forma una pasta consistente que se vuelca sobre la base de galletas, se deja enfriar en la nevera un par de horas y por último se le añade la mermelada de arándanos por encima.

¡Buen provecho! ¡Momia, te toca continuar la historia!

 Techy


Al Ajillo de la Abuela (pollo, conejo o carne magra cocida)

Publicado el 23 de Octubre, 2005, 21:34. en Cocina Infernal.
Comentarios (2) | Referencias (0)

Un pimiento rojo seco (ñora)

Cuatro dientes de ojo

Dos rebanadas de pan

Una hoja de laurel

20 almendras.

Sal al gusto

Se pone a freír la carne con los ajos, y cuando ya está casi frita se aparte.

En el mismo aceite, muy suave, se fríe el pimiento abierto sin semillas, la rebanada de pan, el laurel y las almendras.

Se tritura en el mortero con un diente de ajo crudo.

Una vez triturado se pone en una cazuela de barro con la carne, añadiendo un vaso de vino blanco y otro de agua. Se deja cocer hasta que se reduce a  salsa.

También se pueden freír aparte unas patatas gruesas y largas, que se añadirán a la cazuela, mezclando todo bien durante cinco minutos hasta que se queda en su punto.

Una ensalada de verduras variadas aportarán todos los nutrientes que son necesarios para enfrentarse a una dura jornada de trabajo.

Goreño


La Maestría del Amor

Publicado el 23 de Octubre, 2005, 14:00. en Esoterismo.
Referencias (0)

Dr. Miguel Ruiz

LA MAESTRIA

DEL AMOR

Una guía práctica

Para el arte de las relaciones

Los toltecas

Hace miles de años los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como «mujeres y hombres de conocimiento». Los antropólogos los han definido como una nación o una raza, pero de hecho, fueron científicos y artistas que crearon una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados. Establecieron una comunidad de maestros (naguales) y estudiantes en Teotihuacán, la ciudad de las pirámides en las afueras de Ciudad de México, conocida como el lugar en el que «el hombre se convierte en Dios».

A lo largo de los milenios los naguales se vieron forzados a esconder su sabiduría ancestral y a mantener su existencia en secreto. La conquista europea, sumada a un agresivo mal use del poder personal por parte de algunos aprendices, hizo necesario proteger el conocimiento de aquellos que no estaban preparados para utilizarlo con buen juicio o que hubieran podido usarlo mal, intencionadamente, en beneficio propio.

Por fortuna, el conocimiento esotérico tolteca se conservó y transmitió de generación en generación por distintos linajes de naguales, y aunque permaneció oculto en el secreto durante cientos de años, las antiguas profecías vaticinaban que llegaría el día en el que sería necesario devolver la sabiduría a la gente, como ha sucedido ahora con el doctor Miguel Ruiz, un nagual del linaje de los Guerreros del Águila, que ha sido guiado para divulgar estas poderosas enseñanzas.

El conocimiento tolteca surge de la misma unidad esencial de la verdad de la que parten todas las tradiciones esotéricas sagradas del mundo. Aunque no es una religión, respeta a todos los maestros espirituales que han enseñado en la tierra, y si bien abarca el espíritu, resulta más preciso describirlo como una manera de vivir que se caracteriza por facilitar el acceso a la felicidad y el amor.

Un tolteca es un artista del amor,
un artista del espíritu,
alguien que, en cada momento,
en cada segundo, crea el más bello arte:
el arte de soñar.

La vida no es más que un sueño,
y si somos artistas,
crearemos nuestra vida con amor
y nuestro sueño se convertirá
en una obra maestra de arte.

Introducción

El maestro

Érase una vez un maestro que hablaba a un grupo de gente y su mensaje resultaba tan maravilloso que todas las personas que estaban allí reunidas se sintieron conmovidas por sus palabras de amor. En medio de esa multitud, se encontraba un hombre que había escuchado todas las palabras que el maestro había pronunciado. Era un hombre muy humilde y de gran corazón, que se sintió tan conmovido por las palabras del maestro que sintió la necesidad de invitarlo a su hogar.

Así pues, cuando el maestro acabó de hablar, el hombre se abrió paso entre la multitud, se acercó a él y, mirándole a los ojos, le dijo: «Sé que está muy ocupado y que todos requieren su atención. También sé que casi no dispone de tiempo ni para escuchar mis palabras, pero mi corazón se siente tan libre y es tanto el amor que siento por usted que me mueve la necesidad de invitarle a mi hogar. Quiero prepararle la mejor de las comidas. No espero que acepte, pero quería que lo supiera».

El maestro le miró a los ojos, y con la más bella de las sonrisas, le contestó: «Prepáralo todo. Iré». Entonces, el maestro se alejó.

Al oír estas palabras el corazón del hombre se sintió lleno de júbilo. A duras penas podía esperar a que llegase el momento de servir al maestro y expresarle el amor que sentía por él. Sería el día más importante de su vida: el maestro estaría con él. Compró la mejor comida y el mejor vino y buscó las ropas más preciosas para ofrecérselas como regalo. Después corrió hacia su casa a fin de llevar a cabo todos los preparativos para recibir al maestro. Lo limpió todo, preparó una comida deliciosa y decoró bellamente la mesa. Su corazón estaba rebosante de alegría porque el maestro pronto estaría allí.

El hombre esperaba ansioso cuando alguien llamó a la puerta. La abrió con afán pero, en lugar del maestro, se encontró con una anciana. Ésta le miró a los ojos y le dijo: «Estoy hambrienta. ¿Podrías darme un trozo de pan?».

El se sintió un poco decepcionado al ver que no se trataba del maestro. Miró a la mujer y le dijo: «Por favor, entre en mi casa». La sentó en el lugar que había preparado para el maestro y le ofreció la comida que había cocinado para él. Pero estaba ansioso y esperaba que la mujer se diese prisa en acabar de comer. La anciana se sintió conmovida por la generosidad de este hombre. Le dio las gracias y se marchó.

Apenas hubo acabado de preparar de nuevo la mesa para el maestro cuando alguien volvió a llamar a su puerta. Esta vez se trataba de un desconocido que había viajado a través del desierto. El forastero le miró y le dijo: «Estoy sediento. ¿Podrías darme algo para beber?».

De nuevo se sintió un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero aun así, invitó al desconocido a entrar en su casa, hizo que se sentase en el lugar que había preparado para el maestro y le sirvió el vino que quería ofrecerle a él. Cuando se marchó, volvió a preparar de nuevo todas las cosas.

Por tercera vez, alguien llamó a la puerta, y cuando la abrió, se encontró con un niño. Éste elevó su mirada hacia él y le dijo: «Estoy congelado. ¿Podría darme una manta para cubrir mi cuerpo?».

Estaba un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero miró al niño a los ojos y sintió amor en su corazón. Rápidamente cogió las ropas que había comprado para el maestro y le cubrió con ellas. El niño le dio las gracias y se marchó.

Volvió a prepararlo todo de nuevo para el maestro y después se dispuso a esperarle hasta que se hizo muy tarde. Cuando comprendió que no acudiría se sintió decepcionado, pero lo perdonó de inmediato. Se dijo a sí mismo: «Sabía que no podía esperar que el maestro viniese a esta humilde casa. Me dijo que lo haría, pero algún asunto de mayor importancia lo habrá llevado a cualquier otra parte. No ha venido, pero al menos aceptó la invitación y eso es suficiente para que mi corazón se sienta feliz».

Entonces, guardó la comida y el vino y se acostó. Aquella noche soñó que el maestro le hacía una visita. Al verlo, se sintió feliz sin saber que se trataba de un sueño. «¡Ha venido maestro! Ha mantenido su palabra.»

El maestro le contestó: «Sí, estoy aquí, pero estuve aquí antes. Estaba hambriento y me diste de comer. Estaba sediento y me ofreciste vino. Tenía frío y me cubriste con ropas. Todo lo que haces por los demás, lo haces por mí».

El hombre se despertó con el corazón rebosante de dicha porque había comprendido la enseñanza del maestro. Lo amaba tanto que había enviado a tres personas para que le transmitiesen la lección más grande: que él vive en el interior de todas las personas. Cuando das de comer al hambriento, de beber al sediento y cubres al que tiene frío, ofreces tu amor al maestro.

 (primera parte)


Cocina Infernal

Publicado el 22 de Octubre, 2005, 20:23. en Especiales.
Comentarios (6) | Referencias (0)

Hola:

Como primera sección vamos a tener una con mucho fundamento (llenar la tripa) Cada semana tendremos un menú para preparar y experimentar... ¡Jugaremos a las cocinitas!

Buen provecho.


Bienvenidos

Publicado el 22 de Octubre, 2005, 18:13. en General.
Comentarios (8) | Referencias (0)

Hola:

Hemos decidido cambiarnos de choza para arder un poco mejor, espero que en este lugar nos quememos tanto o más que en el anterior. Vamos a estrenar este espacio con un suculento artículo